COVID-19:

El uso de las pruebas caseras y consideraciones importantes al realizarlas
JPEG - 2.7 KB
Diego Rosso-Flores, MD
Principal Oficial Médico
MMM Healthcare LLC

Hoy en día, las pruebas de laboratorio más precisas para diagnosticar la presencia del virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19, siguen siendo las pruebas moleculares (RT-PCR), aprobadas por la FDA (con autorización de uso de emergencia, EUA), seguidas por la prueba rápida de antígeno por inmunoensayo realizada en laboratorios o en puntos de cuidado autorizados. Esta prueba detecta la presencia de un antígeno viral específico, lo cual implica que la persona tiene la infección viral.

El 15 de diciembre de 2020, la FDA emitió una EUA para la primera prueba diagnóstica rápida que detecta el COVID-19 para hacerla en el hogar sin necesidad de una prescripción médica. A partir de ese momento, la FDA ha aprobado bajo EUA más de 16 pruebas como productos OTC (over the counter) o directas al consumidor para ser utilizadas en el hogar. Los CDC consideran estas pruebas como una medida adicional de reducción de riesgo acompañada de la vacunación, de la utilización de mascarillas y del distanciamiento físico para proteger a otros y a uno mismo, reduciendo así la posibilidad de transmisión del virus. El uso correcto de estas pruebas en el hogar representa un paso importante para lograr volver a una nueva normalidad de vida y estas son parte importante de la respuesta pandémica.

Mejor momento para hacer la prueba casera

  • Si hay síntomas de COVID-19;
  • Si se ha estado en contacto directo con alguien con COVID-19. Se recomienda hacer la prueba por lo menos 5 días después del contacto; si sale negativa, repetirla 1 o 2 días después (prueba seriada o repetida). Muchas de las pruebas caseras están diseñadas de esa forma por el manufacturero; y
  • Si no hay síntomas y se planifica una reunión con un grupo de personas en una estructura cerrada, en especial con personas de edad avanzada, con enfermedades crónicas o severas de alto riesgo, inmunocomprometidas o no vacunadas, incluyendo a niños que no pueden vacunarse, se recomienda hacer la prueba lo más cercanamente del evento para descartar el riesgo de contagio para esas personas.

Elementos importantes en el uso de la prueba casera para evitar resultados incorrectos (falsos positivos o negativos)

  • ­Verificar la fecha expiración del paquete y asegurarse de que este no esté almacenado en un lugar muy caliente ni frío (ver instrucciones);
  • Seguir las instrucciones del manufacturero;
  • Desinfectarse o lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos antes de realizar la prueba;
  • Desinfectar la superficie sobre la que pondrá el contenido de la prueba o kit;
  • El paquete no debe de haber estado abierto;
  • Abrir la prueba o sus componentes solo cuando se esté listo para realizar la misma;
  • Tener un reloj al momento de hacer la prueba;
  • Leer los resultados en el tiempo indicado; y
  • En personas de edad avanzada debe haber ayuda del cuidador para realizar los pasos complejos que requieran destrezas motoras finas y buena visión.

Las pruebas caseras para detectar el COVID-19 son una herramienta más para ser utilizada en esta pandemia. Como proveedores de salud, tenemos la responsabilidad de educar a la población para su uso correcto.

Referencias

Copyright 2022 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0